#FABRICAS

HUMULUS LUPULUS

Conjuntamente con el agua, la malta y la levadura, el Lúpulo es uno de los cuatro elementos principales que intervienen en la elaboración de la cerveza.
Se utiliza para hacer de contrapeso al dulzor de la malta de cebada, además hace que la espuma de la cerveza sea más estable y ayuda a conservar su frescor.
El lúpulo es oriundo de Europa, Asia occidental y Norteamérica. Crece como una planta trepadora que puede alcanzar 8 metros de altura. Solo las Flores femeninas se utilizan para la elaboración de cerveza.

 

Actualmente hay una variedad de lúpulos muy amplia: ingleses, alemanes, americanos, checos… Algunos sirven para dar aroma y sabor, mientras que otros solo se usan para dar amargor.
Es una flor muy delicada. Solamente se puede utilizar fresco durante los pocos meses de su cosecha, la cual en la argentina comienza en febrero. Luego, la forma más habitual de conseguirlo es en pellet que, con un buen acondicionamiento frigorífico, conserva muy bien sus ácidos alfa y sus aceites esenciales.

 

En la Argentina se calculan que hay 180 hectáreas de Lúpulo: 150 en el Bolsón y 30 en Valle Rio Negro.